La Jurisdicción Especial para la Paz advirtió que el Gobierno y los entes de control no tienen un plan para garantizar la seguridad de los desmovilizados de las Farc, y para resolver los crímenes contra los reinsertados.

El duro llamado de atención de la JEP al Gobierno se dio durante una audiencia en la que se analizaba la seguridad de los desmovilizados, y el avance en las investigaciones por los más de 100 casos de asesinatos de exintegrantes de la guerrilla.

La JEP escuchó el testimonio de varios desmovilizados que denunciaron más amenazas en regiones como Cauca y Nariño.