El Gobierno nacional, a través de un comunicado rechazó de manera enfática las afirmaciones hechas por los relatores de tres procedimientos especiales del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas sobre presuntos “ataques contra excombatientes reincorporados” de las Farc, afirmando que el contenido de ese informe “se ha pretendido difundir (…) un contenido que tiene el efecto nocivo de minar la confianza que con tanto esfuerzo estamos construyendo”.

El informe indica que “es absolutamente infundado que una actuación u omisión del Estado, de alguna manera, haya incentivado actos violentos en contra de excombatientes de las antiguas Farc”.

Le puede interesar: Expertos de ONU condenan ataques contra excombatientes de Farc

Para el Ejecutivo, “es totalmente inaceptable la afirmación de que existe un aparente desprecio de estas garantías a nivel estatal, así como la sugerencia de que el Gobierno no está tomando medidas para implementar los acuerdos».

Cabe recordar, que los tres relatores especiales enviaron el 16 de mayo de 2019 una comunicación oficial, transmitida por el canal diplomático regular, a través de la Misión de Colombia en Ginebra. El Gobierno recibió un cuestionario elaborado por ellos y, siguiendo la práctica usual, de inmediato se iniciaron las consultas correspondientes para recopilar la información necesaria para responderlo.

Sin embargo, dice que “el hecho de que los autores del cuestionario hayan salido a la luz pública, en forma anticipada y profiriendo afirmaciones tan tajantes y mal intencionadas como las que figuran en el comunicado mencionado, ha llevado al Gobierno a replantear su decisión de responder el cuestionario mencionado”.

Para el Gobierno nacional, “la forma de proceder de los Relatores Especiales no corresponde con los criterios de actuación establecidos en el Código de conducta para los titulares de mandatos de los procedimientos especiales del Consejo de Derechos Humanos. En particular, llama la atención sobre la ausencia de contrastación de los hechos en el mayor grado posible a partir de diversas fuentes, pertinentes y creíbles del Código de Conducta”.

Publicidad

Por último, se refirió al crimen del excombatiente de las Farc con Dimar Torres Arévalo, resaltando el compromiso del presidente Iván Duque y el esfuerzo de autoridades colombianas en avanzar con celeridad en investigación del caso.

“No puede ponerse en duda de que ese caso está siendo investigado en forma diligente por las autoridades. Ha sido de público conocimiento que la Fiscalía General de la Nación, los jueces, el Gobierno y las Fuerzas Militares han reaccionado de manera decidida y contundente contra los implicados, en cada momento en que ello ha sido legalmente posible dentro de los procedimientos que garantizan el debido proceso”, agrega el documento.