El presidente Juan Manuel Santos ofreció disculpas a nombre del Estado colombiano por el llamado genocidio de la Unión Patriótica –UP-, el movimiento político de izquierda que en los años 80 y 90 sufrió el asesinato de numerosos integrantes.

En acto público, Santos reconoció la responsabilidad del Estado en esta masacre que dejó pocos sobrevivientes. Además dijo que lo que le sucedió a este movimiento político «no lo vamos a olvidar».

«La persecución de los miembros de la UP fue una tragedia que conllevó su desaparición como organización política y causó un dañó indecible a miles de familias y a nuestra democracia», aseguró el Presidente.

Santos en su discurso resaltó que las garantías de no repetición son una respuesta a los derechos de las víctimas a la verdad, a la justica y a la reparación.

Publicidad

El mandatario se refirió también al acuerdo final entre el Gobierno y la guerrilla de las Farc: «Vamos a cumplir porque de eso se trata este proceso, no de formar un documento sino poner en marcha reformas que garanticen paz estable y duradera«.