En el río Nechí a la altura de los municipios Nechí y El Bagre, en el Bajo Cauca antioqueño, las estructuras armadas del ‘Clan del Golfo’ y del ELN sacan ilegalmente del fondo del río grandes cantidades de oro.

Más de 100 hombres de la Fiscalía General de la Nación y de la Unidad Contra la Minería Ilegal llegaron para destruir cinco dragas avaluadas en cerca de 4 mil millones de pesos.

El general Alejandro Bustamante, director de la Policía de Carabineros, aseguró que estas dragas “producían alrededor de seis kilos semanales, esto les generaba unas ganancias aproximadas de 22 mil millones de pesos mensuales”.

En lo que va corrido del año, la Policía de Carabineros ha intervenido 847 minas y ha capturado 311 personas. 124 máquinas han sido destruidas y 496 han sido incautadas con el apoyo de  la Fiscalía.

La destrucción de la maquinaria se produjo por tres meses de trabajo de los investigadores de la Policía.