La Policía Cundinamarca en un trabajo articulado con la Fiscalía General de la Nación, llevaron a cabo la operación “Resplandor” donde lograron dar con la captura de 13 delincuentes y la notificación de uno que se encuentra en centro carcelario, quienes eran los integrantes del grupo de delincuencia común organizada “Los Felpas”, dedicado al tráfico local de estupefacientes en Zipaquirá.

Mediante seis diligencias de registro y allanamiento fue capturado el líder de esta organización alias El Negro Jairo y su hijo alias Nacho, quienes eran los controladores del comercio en pequeñas cantidades de alucinógenos y quienes junto a 12 delincuentes más, sembraban el terror en la comunidad.

La estructura criminal comercializaba 200 dosis diarias, equivalentes a 72 millones de pesos mensuales.

Durante el procedimiento fueron incautados tres celulares, donde coordinaban la venta y entrega de los estupefacientes mediante la modalidad de taquilla móvil o domicilio principalmente en parques o lugares abiertos al público.

Los capturados, quienes deberán responder por los delitos de concierto para delinquir y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.

En lo corrido del año, la Policía Cundinamarca ha capturado 871 personas por el delito de tráfico de estupefacientes, asimismo se ha incautado más de 700 kilos de estupefacientes.