La Fiscalía investiga si un lote de medicamentos adulterados llegó hasta las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de varios hospitales.

La Fiscalía interceptó por más de dos años los teléfonos de las 13 personas que integraban una red de venta de medicamentos falsos y adulterados, para establecer la magnitud de la organización que distribuía tratamientos para enfermedades graves como cáncer y VIH.

 “Son expertos en borrar las cajas y asesoran a sus compañeros en la actividad delictiva de cómo pueden borrarse estas cajas”, explicó la Fiscalía.

Le puede interesar: Llegaron a Colombia un millón de vacunas contra el COVID-19 de Sinovac

La Fiscalía calificó estos hechos como algo grave, por lo que pidió que estas personas sean enviadas a prisión, e incluso en la audiencia se reveló que estos medicamentos habrían llegado hasta Unidades de Cuidados Intensivos.

“Los pacientes que llegan a cuidados intensivos se debaten entre la vida y la muerte, y a mí me aterra que lleguen medicamentos en estas condiciones”, explicó el abogado de víctimas.

Al momento de ser detenidos, la Fiscalía encontró una tonelada de medicamentos vencidos, o que no tenían permisos sanitarios.