A través de un comunicado, el Centro Democrático reaccionó al informe final presentado por la Comisión de la Verdad: “Gracias a las acciones tomadas por el Gobierno de Álvaro Uribe, se acabaron los falsos positivos en el país”.

El partido político recordó las cifras que “corresponden a los resultados de la política de Seguridad Democrática y la doctrina de las fuerzas militares”.

Podría leer: Por el GPS de un carro robado, localizan y desmantelan un deshuesadero de vehículos en Bogotá

Según los indicadores del Centro Democrático, en dicha política de Seguridad de Uribe “se priorizaron las desmovilizaciones (53.663) por encima de las bajas (13.000) o las capturas (29.000)”.

“Desde el año 2003 se instruyó que toda muerte en combate debía ser atendida por el CTI; en el año 2006 se formalizó un Acuerdo entre el Ministerio de Defensa y la Fiscalía General de la Nación para tal fin“, se lee en la misiva.

Mire más: Video | Emergencia ambiental en Soacha por espuma tóxica tras fuerte aguacero

En esta medida, el Centro Democrático aseguró que mienten aquellos que afirman que existía una doctrina de Vietnam o body counting; “esa mentira se cae por su propio peso, así lo constatan declaraciones del general Mora Rangel y del entonces viceministro Juan Carlos Pinzón, así como los documentos oficiales de las fuerzas militares”.

Finalmente, el partido político precisó que “gracias a las acciones tomadas por el Gobierno de Álvaro Uribe, se acabaron los falsos positivos en el país”.

Lea más: General Mendieta (r), secuestrado en Mitú por las Farc, lanza críticas al informe de la Comisión de la Verdad

“Colombia debe hacer la lectura correcta basada en la verdad jurídica y no en una verdad interpretativa de los hechos”, concluyó el Centro Democrático.

Al pronunciamiento del informe de la Comisión de la Verdad, se sumó el de la senadora electa, María Fernanda Cabal aseguró que “las víctimas no necesitan ‘informes’. Los victimarios sí, para maquillar sus atrocidades y modificar la percepción de los incautos”.

Asimismo, compartió cifras en las que se evidencia la cantidad de víctimas de la fuerza pública durante el conflicto armado, entre los cuales destacó 7.112 policías y militares víctimas de minas antipersonal y 1.435 de ellos murieron.

“En el 41 % de secuestros contra policías y militares, la guerrilla escogía a las víctimas. 403.352 miembros de la fuerza pública han sido víctimas de grupos ilegales. 1643 policías han sido víctimas de secuestro por las Farc y el ELN. 6.408 policías y militares fueron desaparecidos por el ELN y las Farc“, publicó Cabal.