Más de 400 familias se encuentran afectadas por una fuerte granizada que se registró en el páramo de Berlín, Santander, la cual quemó más del 50 % de los cultivos de cebolla.

“Todo lo que es cebolla la daña , pierde precio, la adelgaza, mejor dicho la vuelve nada, quedan los meros troncos», dijo Arnulfo Ramírez.

Según los pobladores de la zona, cada granizada deja afectaciones cercanas a los $7 millones de pesos por familia.

Publicidad

A esta hora, autoridades locales y departamentales realizan una visita al corregimiento de Berlín para calcular los daños que dejan las fuertes heladas y granizadas.

“Se están adelantando las gestiones pertinentes para poderle brindar un apoyo a nuestros campesinos. Seguimos trabajando y ya realizamos el censo agropecuario para evaluar los daños que dejaron las heladas y ahora posteriormente esa fuerte granizada”.

Los agricultores piden ayudas económicas al Gobierno nacional. Aseguran que desde hace tres meses vienen teniendo pérdidas en los cultivos, primero por la intensa sequía, después por la heladas y ahora por las granizadas.