A la altura de El Picacho, en la vía Cúcuta-Bucaramanga, una intensa granizada, que por dos horas se registró en esta población, dejó vestido de blanco ese pequeño municipio.

Como consecuencia del fenómeno natural, nunca antes visto en la región, el tráfico vial sufrió traumatismos durante el día.

Las autoridades reportaron pérdidas en cultivos de cebolla, papa y gran variedad de hortalizas.

A esta hora la vía registra densa neblina por lo que la Policía de Carreteras, que regula el tráfico, recomienda no viajar o hacerlo en forma lenta con un buen dispositivo de luces en sus vehículos.

Ana Mercedes Ariza