La Contraloría General de la República aseguró que el licenciamiento ambiental a Hidroituango estuvo lleno de errores y que se otorgó conociendo de las fallas geológicas de la zona.

Expone que los daños sociales y ambientales son incalculables y que se deben a los graves errores en la expedición y modificaciones de la licencia ambiental y por el incumplimiento de EPM.

“Hemos actuado de manera diligente y responsable, desde que inició la contingencia hemos expedido ocho actos administrativos dándole órdenes a EPM e Ituango para garantizar la seguridad de las personas y el medio ambiente, y para poder atender oportunamente la emergencia”, dijo Claudia Victoria González, directora de la ANLA.

Así mismo, el organismo de control cita que: “El Ministerio de Ambiente expidió la licencia ambiental del proyecto a sabiendas de que el lugar presentaba cantidad de fallas geológicas ampliamente conocidas y registros de derrumbes frecuentes», frente lo que González respondió que “la licencia la otorgó el Ministerio en 2009 y nosotros identificamos como tal los riesgos y se informaron a través de los actos administrativos, es un tema absolutamente técnico y de ingeniería, que no es de competencia de la ANLA”.

La Contraloría asegura que “los procesos sancionatorios abiertos por la ANLA, desde hace ocho años, no han sido fallados, por inactividad procesal”, a lo que la directora respondió: “De los diez procesos que existen hay seis que vamos a fallar, es importante saber que el proceso sancionatorio tarda dos años aproximadamente”.

Por su parte, el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, anunció investigaciones al interior del EPM para establecer si algún funcionario cometió irregularidades para que se proceda con las respectivas sanciones.

El informe manifiesta también que «en el desarrollo de la construcción, EPM ocultó información a la autoridad ambiental y avanzó obras sin la licencia requerida» frente a lo que EPM respondió que «ha manifestado su interés en que se aclaren todas las dudas que se tengan sobre la obra y ha suministrado a las autoridades y los organismos de control la información requerida para que se adelanten las revisiones sobre la gestión y la ejecución del proyecto».