Los restaurantes de Bogotá y la Sabana, sobre todo los campestres, han registrado un desplome en sus ventas con el pico y placa de los lunes festivos.

“En 90 % cayeron las ventas en el Puente de Reyes, los restaurantes que están en pleno proceso de reactivación estaban solos”, aseguró Guillermo Gómez, presidente de Acodres.

Le puede interesar: Forbes nombró a los 10 youtubers mejor pagados del mundo en 2021

Según el gremio, la medida le puso freno de mano al proceso de reactivación del sector gastronómico.

“En Andrés Carne de Res Chía estamos acostumbrados a atender 800 personas un día festivo y llegaron 271. El golpe no solo lo sentimos nosotros, también campesinos y comerciantes del municipio”, agregó Andrés Jaramillo, dueño de Andrés Carne de Res.

La Asociación Colombiana de Industria Gastronómica alista un arsenal jurídico para tumbar el decreto del pico y placa.

Vea también: Mauricio Leal tenía nueve pastillas de zopiclona en su cuerpo. ¿Qué es y para qué sirve?

“Nos cansamos de tener mesas de diálogo que no terminan en nada, es increíble que la alcaldesa ponga la cara para decir que la medida ha funcionado sin medir las consecuencias económicas” agregó Gómez.

La alcaldesa aseguró este fin de semana que no reversará la medida y este lunes llegó en SITP a su oficina en la alcaldía invitando a la gente a bajarse del carro y a migrar al transporte público.