El presidente de la Asociación Colombiana de Medicina Crítica, José Accini describió así la situación que enfrentan los profesionales intensivistas en la actual emergencia por la tercera ola del COVID-19:

“Esto es una situación avasalladora, es de guerra que resta el estado físico y el carácter emocional de cualquiera”, dijo el galeno.

 

Le puede interesar: Crudo relato de un médico refleja magnitud de la emergencia en las UCI

 

Agregó que el mayor desafío para el sistema de salud se vive en las principales ciudades, “Medellín y Barranquilla, seguimos en una situación apremiante, ya llevamos varias semanas y ahora se suma Cali, Manizales, Bogotá, etc.”, donde las UCI están copadas.

Accini hizo un llamado a los ciudadanos para que se solidaricen con los esfuerzos que realiza el personal médico para atender esta situación, pero al mismo tiempo envió un mensaje a las autoridades de salud.

“Que los gobernantes tomen decisiones menos reactivas, más anticipatorias dejándose guiar de los que están metidos en el área de atención”.

 

Vea también: Colombia, ¿país de gordos?

 

A su turno, el viceministro de Salud, Luis Alexander Moscoso dijo que el Gobierno está adelantando una estrategia para descongestionar las UCI.

“Tenemos establecidos corredores tanto terrestres como aéreos para el traslado de pacientes de una región a otra”, explicó.