En una carta que el alcalde de Medellín, Daniel Quintero envió a la embajada de Cuba el pasado 15 de julio, pidió apoyo de una brigada médica para operar 600 UCI en Medellín. Dice que en la ciudad hay 118 intensivistas.

La solicitud generó polémica y malestar entre el gremio médico que argumenta contar con especialistas nacionales competentes para atender la contingencia por la COVID-19.

«Como gremio especialista recibimos este comunicado con mucha preocupación porque llega como un baldado de agua fría en el momento más difícil de la pandemia, cuando se está pasando el pico en la ciudad de Medellín. El recurso humano de la ciudad es suficiente, tenemos universidades con posgrado que se pueden articular fácilmente para generar recurso humano de excelente calidad», dijo Mauricio Vasco, presidente de la Sociedad Colombiana de Anestesiología.

«Los hospitales, desde enero y febrero que empezamos a conocer la pandemia, nos preparamos. Estamos brindando la atención con toda nuestra calidad y seguridad para nuestros pacientes», aseguró Andrés Aguirre, director del Hospital Pablo Tobón Uribe.

Por su parte, el alcalde de Medellín explicó las razones de la solicitud:

«Me parece sorprendente el debate alrededor de esto. Se nos olvidó cuál es el mensaje que trajo el coronavirus, sin importar las fronteras, la razas, las ideologías, nos muestra que nos necesitamos todos como humanidad».

Medellín hoy tiene el 86. 1 % en el nivel de ocupacion UCI con 638 personas hospitalizadas y de las 741 camas disponibles, 247 son pacientes covid.

Publicidad

Vea la nota completa en el video