Gremios del Valle están preocupados por la disminución de clientes tras la norma de exigir carné de vacunación para poder ingresar a establecimientos comerciales. Pérdidas entre cuatro y cinco mil millones de pesos se reportan tras la entrada en vigencia de la norma.

“Tuvimos una baja en las ventas entre el 40 % y 55 % tenemos casi la mitad de lo que vendemos en un día regular, queremos pasarlo al olvido y pedirle al Gobierno nacional que sigamos de manera pedagógica por un tiempo para que la gente se vaya acostumbrando al carné de vacunación”, afirmó Manuel Pineda, presidente de Asobares Valle del Cauca.

Incluso reportan que su personal está afectado por agresiones de personas que se rehúsan a presentar el documento.

Le puede interesar: El exfiscal Eduardo Montealegre anunció que denunciará a Óscar Iván Zuluaga por tráfico de influencias

“Tenemos reportadas tres casos de agresiones al personal de entrada a establecimientos porque los comensales todavía creen que esto es un capricho de los establecimientos y no una medida que nos toca cumplir del Gobierno nacional”, aseguró Brany Prado, director ejecutivo de Acodres Pacífico.

Entretanto las autoridades regionales insisten en que la medida es necesaria para evitar un cuarto pico de la pandemia.

“Hay que salvar vidas y evitar que la sociedad vuelva a cerrarse, mire que en Europa se han vuelto a cerrar, hay que educar a la clientela para que tenga sus carnets y acuda a bares discotecas y restaurantes”, afirmó Jorge Iván Ospina, alcalde de Cali.