Con la advertencia de que ninguno de los países que lo conforman está de acuerdo con una solución militar a la crisis de Venezuela, el Grupo de Lima inició hoy una reunión extraordinaria en Bogotá para adoptar nuevas medidas de presión política y financiera sobre el régimen de Nicolás Maduro.

La reunión de los países del Grupo de Lima, se inició poco antes de las nueve de la mañana en el palacio de San Carlos, sede de la Cancillería colombiana, con la presencia del propio presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó y de ministros o representantes de los ministerios de relaciones exteriores de 13 países.

También cuenta con la presencia del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, quien sostiene reuniones bilaterales con el presidente de Colombia, Iván Duque.

Además, de los presidentes de Guatemala, Jimmy Morales, y de Panamá, Juan Carlos Varela y el vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourau.

El viceministro de relaciones exteriores del Perú, Hugo de Zela, hablando en la instalación de la reunión, advirtió que el Grupo de Lima niega categóricamente que esté apoyando una salida militar al problema planteado por el gobernante de Venezuela, Nicolás Maduro, desconocido como presidente legítimo por los países que integran la alianza conformada por 13 países americanos, encabezados por Canadá.

Seguiremos ejerciendo presiones diplomáticas, políticas y financieras, y ese es el propósito de la reunión de hoy, sobre el régimen ilegítimo de Maduro

dijo el ministro peruano.

Agregó que el grupo ratifica su reconocimiento a Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Legislativa y quien ejerce funciones de presidente interino.

Publicidad

Pero el Grupo de Lima advierte que si bien la solución no es militar, la salida de la crisis pasa por el retiro de Nicolás maduro y la convocatoria a elecciones lo más pronto posible, con supervisión internacional.

Por su parte, el Canciller Carlos Holmes Trujillo, anunció que el grupo de Lima será ampliado en las próximas horas, porque en su concepto el régimen que llamó dictatorial de Nicolas Maduro ha demostrado al mundo que no tiene soluciones democráticas a la situación caótica que en lo económico, social y político ha sumido al pueblo venezolano.

Repetidamente, Trujillo García llamo a maduro “tirano”, que con su fallida gobernanza ha obligado al éxodo de millones de venezolanos.

Calificó de “execrable” la reacción del régimen bolivariano de Caracas, que este fin de semana impidió el ingreso de ayuda humanitaria.

Carlos Ruiz