La Guardia Indígena del Cauca fue galardonada con el premio Front Line Defenders para las Américas 2020 por su labor de resistencia en zonas convulsas del conflicto armado.

La organización irlandesa Front Line Defenders (FLD) anunció el reconocimiento con el que honra al movimiento étnico por la protección de las comunidades indígenas y de sus derechos, territorios y medioambiente; así como por su modelo de protección colectiva no violenta.

La distinción, otorgada desde 2005 en Dublín, este año será entregada en una ceremonia virtual el 9 de diciembre.

Para el director ejecutivo de FLD, Andrew Anderson, «a lo largo de los años del conflicto armado, la Guardia ofreció una defensa pacífica y sin armas de su comunidad, sus tradiciones, su cultura, su forma de vida y la madre naturaleza».

Defensores en riesgo

Publicidad

La mayoría de sus integrantes pertenecen al pueblo nasa, el más grande y organizado de Colombia.

Han capacitado a otras comunidades del país para defender sus territorios de las amenazas latentes de grupos armados y bandas criminales vinculadas a actividades ilegales como el narcotráfico.

Según Anderson, a pesar del acuerdo de paz firmado por el Gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC en 2016, «las personas y organizaciones defensoras de derechos humanos, incluida la Guardia, siguen enfrentando ataques letales y un riesgo extremo».