Impactantes imágenes muestran los trágicos resultados que deja la guerra de las ambulancias en Bucaramanga, de la invasión de carriles, omisión de semáforos y peleas a machete. Pasaron a ser protagonistas de los propios accidentes como ocurrió con un motociclista.

“Al parecer iba a recoger un paciente y se estaba desplazando por el carril de Metropolitana, que es prohibido. Adicionalmente no paró un semáforo y desafortunadamente venía un motociclista y lo atropelló. Trajo como consecuencia que esta persona terminará en una unidad hospitalaria”, explicó el secretario de Salud de Bucaramanga, Nelson Ballesteros.

Para la comunidad, esto es producto de un gran negocio en el que la víctima es la que pierde.

“Está muy mal, no están salvando vidas sino peleando por la guerra del centavo”, dijo Miryam Robles.

“Con esa locura que tiene la guerra del centavo no es posible que alguien se salve, al contrario, van a ocasionar más accidentes”, señaló Juan Carlos Serrano.

Para poner fin a hechos como estos, desde el año pasado la Alcaldía y la Policía buscan implementar un centro de mando de atención por sectores que permita igualdad, oportunidad y seguridad a la hora de atender una emergencia.

A esto se suma la capacitación para los conductores de estos vehículos, pero a la fecha solo es un proyecto.