La Fuerza de Tarea Apolo del Ejército encontró un depósito de explosivos presuntamente de la columna móvil ‘Jacobo Arenas’ de la guerrilla de las Farc, en la escuela rural El Recuerdo ubicada en la vereda El Molino, en el municipio El Tambo, Cauca.

Según el general Wilson Cabra Correa, comandante de la Futap, se trata de 76 cilindros de diferente capacidad, que mantenían en constante riesgo a aproximadamente 120 niños y niñas entre los 6 y 12 años de edad que recibían clase en la escuela rural.

“En cualquier momento se habría podido presentar una chispa, cualquier accidente con esos cilindros, que son cargados por terroristas inexpertos. Habría sucedido una catástrofe peor que lo que sucedió el fin de semana en Magdalena con la incineración de los niños por la irresponsabilidad de un conductor”, afirmó Cabra.

Por su parte, el director de la Seccional del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar en el Cauca, James Ney, dijo que “no se puede concebir que se guarden cilindros bomba en una escuela exponiendo a tantos niños y niñas. Están vulnerándose todos sus derechos, ellos merecen un bienestar social”.

De acuerdo con las autoridades, ya se iniciaron labores de investigación para identificar cómo llegaron los cilindros hasta el salón de clases y quiénes serían los involucrados.