El acuerdo final logrado por el Gobierno y las Farc contiene un punto que trata sobre el apoyo a la reincorporación de los guerrilleros a la vida civil que concreten el proceso de dejación de armas.

Según el documento firmado, en el punto sobre el fin del conflicto, durante los primeros 60 días de las zonas veredales, la Universidad Nacional realizará un censo socieconomómico de los subversivos para identificar las necesidades de esta población.

En el momento en el que los exguerrilleros se reincorporen por completo a la vida civil podrán recibir por única vez una suma de dos millones de pesos y después durante 24 meses, recibirán un equivalente del 90% de un salario mínimo, lo que hoy serían 620 mil pesos, siempre y cuando no estén vinculados laboralmente.

Adicional, los exintegrantes de la guerrilla que decidan crear un proyecto productivo podrán acceder a un apoyo de hasta ocho millones de pesos como capital inicial del proyecto de emprendimiento.

Publicidad

Es importante aclarar que quienes reincidan en actos delictivos perderán estos beneficios que buscan apoyar la reincorporación de los subversivos.

Por otra parte, la décima conferencia guerrillera se podría realizar en el departamento del Meta, exactamente en la vereda La Julia, zona en la cual las Farc tienen alta influencia. Allí el grupo subversivo socializará con sus combatientes los acuerdos alcanzados.

A las conferencias guerrilleras asisten los miembros del secretariado, los 21 miembros del Estado Mayor de las Farc y los mandos de bloques, frentes y compañías.