Gustavo Sastoque, es hoy un hombre de 52 años. A los 27 recibió la peor noticia de su vida.

Era acusado por la justicia de ser el responsable de la muerte de Hernando Pizarro León Gómez, asesinado el 26 de febrero de 1995.

Llevo 25 años tratando de demostrar mi inocencia”, dice Sastoque a Noticentro 1 CM&.

En ese fatídico año, Gustavo trabajaba como asistente administrativo en la Fiscalía.

La justicia lo señaló y empezó su viacrucis, 15 días en los calabozos del extinto DAS y de ahí a la cárcel La Modelo, pabellón de máxima seguridad.

Estuve 27 meses en La Modelo, en un pabellón de máxima seguridad sin saber si era de día o de noche”.

Publicidad

Fue el único condenado por un crimen que no había cometido, su primera condena fue de 41 años.

Pese a su inocencia, fue el chivo expiatorio de un crimen que hoy 25 años después las Farc reconocen haber cometido.

Gracias a las modificaciones del Código Penal su sentencia, pasó a 25 años y 6 meses.

De los cuales pagó, diez años y nueve meses, una noticia que le hubiera gustado compartir con su mamá.

Mientras la justicia lo declara inocente y le restaura su dignidad espera que la CIDH haga pagar al Estado colombiano esta equivocación y este ensañamiento en su contra.