Más de 1.500 familias de al menos seis asentamientos subnormales del oriente de Cali bloquearon el acceso a la Alcaldía para pedir que detengan los desalojos y les garanticen un acceso a vivienda digna teniendo en cuenta que muchos de ellos son desplazados por la violencia de distintas zonas del Pacífico.

“Necesitamos una vivienda digna, donde vivimos nos quieren desalojar. Queremos una negociación con los dueños, una legalización de predios, expresó Wilfredo Plaza, habitante de predio invadido.

“Somos desplazados de nuestras tierras. Vinimos aquí y nos quieren desalojar”, añade Jeison Carabalí, otra de las víctimas.

Por su parte, propietarios de los terrenos que han sido ocupados ilegalmente piden que no se detengan los procedimientos para que les regresen sus lotes donde pretendían adelantar otro tipo de proyectos.

“Donde se pensaba hacer una urbanización para promover vivienda de interés social, hemos sido afectados porque son personas que se meten de manera ilegal, ejercen violencia. Es muy difícil identificar quienes están invadiendo los predios, cuenta María del Socorro Millán, propietaria de predio invadido.

También puedes leer: Reportan incendio estructural en la vía Bogotá-Mosquera: bomberos atienden emergencia

Entretanto las autoridades explicaron que las invasiones aumentaron en la capital del Valle aprovechando la coyuntura del Paro Nacional y que los procesos de restitución seguirán adelante.

“Estas invasiones llegaron con una inseguridad muy grande: diez muertes violentas, cinco en una invasión, se ha denunciado por la misma comunidad que hay gente armada custodiando. Se instalaron redes municipales, los invasores cobran estos servicios defraudando a la empresa de servicios, dice César Lemos, subsecretario de Acceso a la Justicia de Cali.

Según la Secretaría de Seguridad de Cali son nueve asentamientos subnormales del oriente que serán intervenidos.