El Ministerio de Medio Ambiente recibió 970 quejas de dos mil habitantes de Huila que se declaran preocupados por los efectos sociales, económicos y culturales de la hidroeléctrica El Quimbo en los municipios de Garzón, Gigante, Paicol, Tesalia, Altamira y Agrado.

En 2009 el Gobierno Nacional le otorgó licencia ambiental a la compañía Emgesa para la construcción de la represa El Quimbo que abrió sus compuertas hace once meses para la generación del 5 % de la demanda de energía a nivel nacional.

El jefe de cartera ambiental señaló que la mayoría de problemas que enfrentan las comunidades afectadas por El Quimbo tienen que ver con la garantía a la pesca artesanal debido a que el impacto ambiental del proyecto los ha damnificado.

Por su parte Emgesa señaló que la inversión de 1200 millones de dólares destinó importantes recursos para la compensación de los habitantes de los municipios afectados por la represa.

Publicidad