02/10/2017

El caimán hallado en un humedal de un barrio de Puerto Berrío fue traslado exitosamente a una ciénaga, donde recuperará sus hábitos silvestres, pues los pobladores lo tenían como mascota.

‘Coco’, el caimán aguja que los habitantes del barrio La Grecia de Puerto Berrío, tenían como mascota en un humedal fue sacado de allí por la autoridad ambiental de la región, Corantioquia.

El veterinario, Jonathan Álvarez Cardona sostuvo que «estaba en riesgo no solamente el animal sino también las personas porque se estaban acercando mucho, entonces para evitar un accidente».

Un equipo de 85 personas realizó el complejo procedimiento para lograr el traslado.

«Utilizamos pollo para el cebo, para poder tenerlo a distancia, enlazamos el animal del hocico y lo sacamos del agua, teniendo cuidado manipulando la cabeza para que él no hiciera movimientos bruscos que no se lastimara ni tampoco lastimara a nadie del equipo y ya con el animal en tierra se procede a cerrar la boca con cinta», dijo Cardona

‘Coco’ es un macho de más de tres metros de largo, pesa 200 kilos y la fuerza en su mandíbula puede llegar hasta las dos toneladas. 

Publicidad

Después de medio día de trasporte en carro y vía fluvial fue liberado en la ciénaga Chiqueros, en la misma región del Magdalena Medio pero lejos de las zonas urbanas.

El subdirector de Corantioquia, Carlos Andrés Naranjo, indicó que «seis mil hectáreas aproximadamente, igualmente presenta también un habitat muy propicio para esta especie, de hecho allí se encuentran caimanes y otro tipo de especies que sirven de alimento para la misma».

Se espera que en este lugar ‘Coco’ continúe su dinámica natural de caza y de hábitos silvestres.

YOLANDA BEDOYA – CM&