Un año después de la contingencia de Hidroituango, se hallaron dos nuevos derrumbes en el túnel de acceso a la casa de máquinas y solo hasta final de este año, uno de ellos será reparado, pues hay que retirar rocas de gran tamaño para tener acceso y sacar los equipos que se dañaron e ingresar los nuevos.

Hace un año Hidroituango llevaba el 87 % del avance de la obra, cuando se produjo el taponamiento del túnel derecho que generó la contingencia. Desde entonces se han presentado nuevos daños, ahora, en el túnel de acceso a la casa de máquinas se hallaron dos derrumbes de gran tamaño.

“El primer derrumbe ya está solucionado por lo que podemos tener pasó al segundo (derrumbe) de mayor magnitud y estabilizar el túnel. Es posible que en diciembre de este año logremos el acceso ahí», indicó William Giraldo, vicepresidente de proyectos de generación de energía de EPM.

3600 personas trabajan las 24 horas del día para solucionar los mayores riesgos en tres frentes de trabajo, que consisten en «arreglar el túnel de acceso, arreglar la oquedad en los túneles de captación y también consolidar el hueco que se generó entre casa de máquinas y almenara», explicó Jorge Londoño de La Cuesta, gerente general de EPM.

Ante las investigaciones de la Fiscalía, EPM trabaja en el control de la planta llamada buchón que se extendió sobre el embalse.

Cabe recordar, que 66.000 millones de pesos se invirtieron para atender la evacuación de 17.000 personas, de las cuales el 80 % ya regresó a sus hogares, mientras que mil familias aún no regresan a Puerto Valdivia.

«Por temas de la contingencia de Hidroituango a un año de manejar esta contingencia sin precedentes, tenemos cero muertos y cero desaparecidos», manifestó Ana Milena Joya, gerente social y ambiental de proyectos e ingeniería de EPM.

Publicidad

La empresa prevé que dos unidades entren a generar energía en 2021 y otras dos para 2022. Los sobrecostos del proyecto se estiman serán del orden de tres billones de pesos.