En una auditoría a la ejecución de los recursos asignados en 2020 al Fondo Único de Tecnologías de la información del Ministerio de las TIC, FUTIC, la Contraloría puso una calificación negativa y no razonable sobre sus cuentas.

Encontró, además, un presunto detrimento patrimonial de 2.766 millones de pesos representado en pérdida de recursos de cartera por $2.477 millones pues dejaron prescribir 58 cobros a terceros.

Te puede interesar: Banco de la República sube las tasas de interés a 2,50 %

También cuestionó la ejecución de 189 millones de pesos de un convenio para el fortalecimiento de pequeñas y medianas empresas de software y tecnologías que terminaron en empresas con objetos distintos como el caso de ‘Cuidados Dorothea‘ que ofrecía cuidados de adultos mayores a domicilio.

Y otros 100 millones de pesos de presunta pérdida por debilidades en el diseño de una aplicación encargada a la Universidad Tecnológica de Pereira, App TI CITY.