La campaña por la revocatoria del mandato del alcalde de Barrancabermeja ha involucrado a todos los votantes e inclusive a los abstencionistas de la ciudad. Entre ellos al registrador, que parece haber tomado partido.