De acuerdo con la Alcaldía de Cartagena los 16 edificios en riesgo de colapso, tal y como lo advirtió la Fiscalía General de la Nación tras conocer unos estudios de la Universidad de Cartagena, son de la misma familia constructora del Portal de Blas de Lezo II, que dejó 21 muertos. 

«Todos los cartageneros, toda la institucionalidad es víctima de las presuntas acciones de estos individuos constructores», sostuvo el alcalde de La Heroica, Sergio Londoño.

¿Cómo fueron construidas estás edificaciones?, ¿tenían los permisos requeridos?.

El curador de Cartagena, Ronald Llamas, dijo que «ninguna de esas edificaciones tenían licencias de las curadurías, hasta donde nosotros tenemos conocimiento. Hasta ahora, donde se han hecho las pesquisas, las investigaciones han demostrado que ellos no sacaron o tramitaron licencias en las dos curadurías que existen en la ciudad».

Así mismo, denunció que hay grupos en la ciudad que se dedican a estos procesos ilegales, por lo que las autoridades deben investigar. 

«Muchos de los ciudadanos, inclusive en el país, no tienen conocimiento de cómo se dan los procesos licenciatorios, ni tienen conocimiento que para construir una vivienda se necesita una licencia de construcción, son atacados en su buena fe por personas inescrupulosas que ofrecen los servicios de trámites de licenciamiento y llevándolos al final a hacer un trámite que no tiene ningún proceso legal», explicó Llamas.

Cabe resaltar que la Fiscalía ya ha hecho imputación de cargos a varios miembros de la familia Quiroz, constructores de estos edificios.