El exgobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos, se declaró inocente de los señalamientos de la Fiscalía por las irregularidades en Hidroituango.

Ante un magistrado del Tribunal Superior de Bogotá el exmandatario dijo que no cometió ninguna irregularidad en la contratación y construcción del proyecto de infraestructura.

Lea también: CUT pide al Gobierno una mesa de concertación para la ampliación de la planta de personal

Según la Fiscalía, Ramos habría modificado las condiciones de la adjudicación de la obra, y habría permitido que se pasara de una invitación internacional a una selección directa, con el propósito de favorecer a las Empresas Públicas de Medellín (EPM).

De acuerdo con la investigación, Ramos Botero conoció y avaló cuatro acuerdos, en los que los accionistas nombraron un nuevo gerente de Hidroituango SA ESP y la junta directiva modificó el Manual de Contratación para permitir que uno de los socios( EPM), fuera designado como contratista.

Lea también: Contraloría logra indemnización por colapso del puente Chirajara

“No he aceptado la imputación que se me ha hecho a la fecha. Dejo claro que mis actuaciones como gobernador de Antioquia estuvieron presididas del ánimo de servir al departamento y a Colombia“, explicó Ramos.

Asimismo, el exgobernador aseveró que durante su mandatado “jamás vi asomo de ilegalidad con respecto al proyecto Hidroituango“.