El gerente general del Hospital Universitario del Valle, Irne Torres, fue víctima de un atentado sicarial en el sur de Cali, dos escoltas resultaron también lesionado. A esta hora el funcionario del hospital más importante del suroccidente del país permanece en delicado estado de salud, en la clínica Valle de Lili.

Dilian Francisca Toro, gobernadora del Valle, afirmó que “iba saliendo de su casa en la unidad donde él vivía y lo atacaron. Lo más importante es que llegan al hospital los tres heridos”.

La Fiscalía asumió los actos urgentes, mientras que la Policía identificó dos vehículos, una motocicleta y están tras la pista de tres hombres afrodescendientes, que también habrían participado en el ataque contra Torres, de 47 años de edad.

“Se logra incautar un vehículo en el Metropolitano y otro en el centro de Cali, donde se evidencia que el conductor tiene medida de aseguramiento vigente por homicidio”, confirmó el coronel Ronald Coy, comandante operativo de la Policía Metropolitana de Cali.

Por su parte, Pablo Uribe, subsecretario de Seguridad de Cali, sostuvo que “en toda la ciudad hay un plan candado y operativos de búsqueda, para dar con los responsables”.

El gerente recibió los disparos en el tórax, en glúteo y pierna derecha, mientras que un acompañante resultó herido en la mandíbula y la otra víctima en el tórax, todos tres están fuera de peligro.

“Uno de los proyectiles lesiona vasos femorales derechos por lo cual es llevado a sala de cirugía, donde se hace respectiva y va a cuidados intensivos donde se realizan estudios”, explicó Luis Eduardo Toro, Cirujano de la Fundación Valle del Lili.

Las autoridades ofrecieron una recompensa de hasta $160 millones a quien brinde información sobre el paradero de los autores del atentado.