El director de Medicina Legal, Carlos Valdés confirmó que tras los análisis realizados para esclarecer la muerte de Andrea Cabrera, murió por una intoxicación exógena por consumo de éxtasis.

El cuerpo de la hija del generar Fabricio Cabrera, quien falleció el pasado fin de semana, “no presentó signos de violencia”.

“Son metanfetaminas que asociadas al consumo de alcohol producen efectos a nivel cardiovascular y a nivel respiratorio”, explicó Valdés.

La hija del general (r) del Ejército Fabricio Cabrera, estuvo departiendo en la Zona Rosa de Bogotá el sábado en la noche, con tres mujeres y cuatro hombres, todos conocidos. Hacía las tres de la madrugada todos se dirigían hacia un apartamento en Usaquén donde vive una de ellas, después de un rato la joven se sintió mal de salud por lo que llamó a un amigo que la recogió en este apartamento y la llevó de urgencias a la Fundación Santa Fé a donde llegó sin signos vitales.