El exministro de Justicia, Yesid Reyes Alvarado, hijo de Alfonso Reyes Echandía (presidente de la Corte Suprema de Justicia, víctima de la toma y retoma del Palacio de Justicia), pidió que todos los involucrados en estos hechos le cuenten la verdad al país de lo sucedido.

‘’Yo creo que todas las personas que de alguna manera tuvieron conocimiento directo de la forma como ocurrieron los hechos en el Palacio de Justicia, deberían contribuir con el cierre de ese episodio acudiendo ante la Comisión de la Verdad’’, indicó Yesid Reyes Alvarado.

Este es el grito unánime de los familiares de las víctimas y desaparecidos en la toma del Palacio de Justicia que dicen que los procesos judiciales están quietos, y la verdad aún están lejos de conocerse.

‘’El narcotráfico tuvo que ver con la toma del Palacio de Justicia y específicamente un grupo de narcotraficantes que habrían financiado al movimiento guerrillero para que hiciera esa incursión’’, aseguró el exministro.

Reyes Alvarado cuenta la historia de un prisionero de apellido Cebollero que le advirtió que algo grave iba a ocurrir y que su padre debía salir del país.

Publicidad

‘’Y me dijo, sería mejor que él no estuviera la semana entrante en Colombia o en Bogotá, es mejor que lo convenza de que se vaya del país. Yo le pregunté por qué me decía eso y me dijo no le puedo dar más información, ya me estoy arriesgando mucho con lo que le estoy diciendo’’, manifestó el exfuncionario.

Para el hijo del entonces presidente de la Corte Suprema de Justicia, Yesid Reyes, ese grito de cese al fuego de hace 35 años aún sigue vigente.

‘’Solo que en ese momento él lo pedía específicamente respecto a la toma del Palacio de Justicia, pero hoy podríamos hacerlas extensivas a la situación que está viviendo el país’’, concluyó Reyes Alvarado.

Ya son 35 años los que han transcurrido sin respuestas y sin castigos reales.