Los médicos intensivistas han estado en la primera línea de fuego contra el COVID-19.

NotiCentro1 CM& ingresó a la unidad de cuidados intensivos para pacientes positivos del Hospital Universitario de la Samaritana, allí encontramos la historia de la doctora María Teresa Ospina, quien durante 10 meses a liderado la unidad.

Estar en la unidad repleta de pacientes contagiados es escalofriante y doloroso, por eso a la pregunta de ¿cuál es su motivación día a día? la médica intensivista respondió:

«Ver los nombres de las personas que esta navidad estuvieron es su casa gracias al trabajo de todos, con eso vale la pena«.

Son pocos los profesionales encargados de la uci, enfermeras, médicos generales, fisioterapeutas, a muchos les ha tocado ver a sus propios familiares en esas camas.

Por eso, ellos mismos buscaron nuevas alternativas ante una de tantas complicaciones: la escasez de medicamentos.

Publicidad

Ahora, aunque realizan su oficio con pasión, esperan al igual que la mayoría de la ciudadanía la llegada de la vacuna, para no darles el último adiós a más personas.

En el caso del hospital, las uci cuentan con un 100% de ocupación, mientras la capital del país registra una ocupación de camas uci para COVID-19 del 92.7%.