Durdana Bruijn, era una neerlandesa que junto a su esposo vino a Colombia, a comienzos de agosto de 2015, en su lujoso velero a pasar unos días de descanso, pero en Cartagena el 19 de septiembre esta mujer perdió la vida en confusos hechos.

La primera versión de su esposo, Peter Putker de 65 años, aseguraba que unos supuestos piratas habían asaltado el lujoso velero Lazy Duck. En el testimonio que Putker ofreció a las autoridades colombianas, los piratas los golpearon causando la muerte de Durdana.

En su momento, Medicina Legal aseguró que la neerlandesa falleció por asfixia mecánica y no por los golpes que, según su esposo, le propinaron los asaltantes. Putker terminó con algunas lesiones.

Publicidad

Justicia de los Países Bajo

Por su parte, la justicia de los Países Bajos ha venido adelantando sus propias investigaciones y está a punto de proferir una decisión sobre la muerte de esta mujer.

“¿Por qué los piratas estrangularon a la mujer y dejaron vivir al hombre? ¿Cómo es posible que, a pesar de la buena investigación colombiana, no se hayan encontrado rastros concretos de terceros?”, son algunas de las preguntas que se hace el ente investigativo.

Sin embargo, el Ministerio Público de ese país consideró que Putker es sospechoso debido a que los únicos que estaban dentro del barco eran ellos dos y solo él pudo matarla, pese a que el señalado ofreció una alternativa sobre cómo aconteció el asesinato.

“Simplemente presentar un escenario alternativo no ayuda al sospechoso a salir libre. El escenario deberá resistir la prueba de plausibilidad. Si su tribunal no considera lo suficientemente plausible que haya piratas a bordo, puede dejar de lado esa declaración”, explicó el fiscal del caso.

De igual manera, aseguró que en la escena del crimen hay elementos que no concuerdan con la versión del esposo.

Pistas

El Ministerio Público indicó que si bien hay elementos a juicio que van con la versión del hombre, también aseguran que él mismo pudo ser el que las creara.

El fiscal del caso explicó que, si bien se pudo tratar de un asalto, por qué los hombres no se llevaron un bolso de mano con 1.600 dólares y 1.380 euros (unos 12 millones de pesos aproximadamente), equipos de buceo, teléfonos móviles y un computador portátil.

Lea también: Asesinan a Campo Elías Galindo, historiador y miembro de la Colombia Humana en Medellín

Cabe resaltar que no se halló evidencia forense de la presencia de piratas; es decir, ni huellas dactilares ni ADN de terceros dentro del barco.

“¿Es una historia plausible? ¿Una alternativa que se ha vuelto lo suficientemente plausible como para salir gratis? No, simplemente no lo es. En realidad, está lleno de elementos inexplicables e inverosímiles de considerable peso”, señaló el fiscal del caso.

Las autoridades de los Países Bajos señalan que se cree que Putker tuvo una pelea con Durdana, por la cual terminó estrangulándola e inventó un escenario falso, con los piratas a bordo, para librarse de las responsabilidades.

El Ministerio Público pidió que Putker sea condenado por homicidio involuntario, una pena que le daría ocho años de prisión.

Se espera conocer el desenlace en las próximas semanas tras una nueva audiencia en los Países Bajos.