Fue hace 33 años que el Palacio de Justicia vivió el peor momento de la historia cuando guerrilleros del M-19 se tomaron la Corte Suprema de Justicia y el Consejo de Estado el 6 de noviembre de 1985, y cuya retoma se efectuó por parte de las Fuerzas Militares el 7 de noviembre.

Hechos, que dejó varios muertos y desaparecidos entre ellos empleados de la cafetería del Palacio de Justica, magistrados auxiliares, magistrados titulares entre ellos el entonces presidente de la Corte Suprema de Justicia, Alfonso Reyes Echandía, así como varios militares e integrantes del M-19.

Cada año como es habitual se lleva a cabo en la Catedral Primada de Bogotá la ceremonia religiosa que conmemora el Holocausto del Palacio de Justicia, uno de los “peores momentos” que vivieron civiles que estaban ese día dentro del Palacio de Justicia como fuera de él.

El clamor, hoy 33 años después, sigue siendo el mismo, justicia, pues algunos de los familiares de las víctimas afirman que aún siguen sin conocer lo que sucedió con sus familiares así como tampoco se han entregado las respectivas reparaciones por parte del Estado.

Yesid Reyes, exministro de Justicia, hijo del fallecido presidente de la Corte Suprema de Justicia, Alfonso Reyes Echandía, afirmó que es una buena noticia saber que desde la Fiscalía se trabaja en una nueva investigación para conocer más acerca de lo que ocurrió una de las noches más largas que tuvo la capital.

“Siempre hay temas pendientes, por ejemplo que la Fiscalía está trabajando en la investigación de quién y por qué se dio la orden de limpiar el Palacio de Justicia cuando terminó la toma que supuso una alteración de toda la escena de todo el delito que finalmente terminó por complicar todas las investigaciones, es un tema en el que sigue trabajando la Fiscalía y me parece importante”, indicó.

El presidente de la Corte Constitucional, Alejandro Linares, dijo que “las víctimas tienen todo su derecho de reclamar reparación por todos los daños sufridos en el Palacio de Justicia”.

Afirmó que los colombianos “no debemos olvidar es que hace 33 años ocurrió una tragedia en el Palacio de Justicia donde murieron varios magistrados de la Corte Suprema de Justicia”.

Al respecto, el fiscal general de la nación, Néstor Humberto Martínez, aseguró que desde la Fiscalía “nos hemos comprometido a que los magnicidios de los 80 y los 90, casos de Luis Carlos Galán, caso del periodista Cano, caso de Álvaro Gómez Hurtado, Rodrigo Lara, el Holocausto de la Corte reconozcan un desarrollo en el ejercicio de la Fiscalía General de la Nación, lo estamos cumpliendo”.

En el caso específico de la Corte han sido asignadas a un fiscal específico de la delegada ante la Corte Suprema de Justicia pero nosotros vamos a concluir esa investigación

afirmó.