Por solicitud de la Fiscalía, un juez con función de control de garantías dictó medida de aseguramiento en centro carcelario en contra de un hombre de 31 años. Este habría abusado sexualmente de su excuñada, al parecer para vengarse de su expareja.

El ente acusador le imputó cargos por el delito de acceso carnal violento agravado, por su presunta responsabilidad en los hechos ocurridos el 19 de diciembre último en el barrio Nápoles de Bucaramanga, Santander.

El imputado habría abordado a la mujer y la habría intimidado con un cuchillo para atacarla sexualmente.

De acuerdo con la investigación, el hombre habría amenazado con anterioridad a su excompañera sentimental con hacerle daño a algún miembro de su familia si ella no regresaba con él.

Sin embargo, la mujer no continuó la relación por el constante maltrato físico y psicológico al que era sometida.

Publicidad

La Fiscalía junto con la Policía realizó la investigación que permitió obtener la orden de captura en contra del presunto agresor; se materializó el pasado jueves en la cancha del barrio donde ocurrió el suceso.