Con el sonar de pitos y sirenas, este miércoles familiares y amigos despidieron a Nicolás Ayala en Lebrija (Santander).

El joven de 20 años, era un estudiante de mecánica y fue secuestrado y asesinado por su supuesto mejor amigo.

‘’Hay un tipo que me está llamando y me dice que secuestró a mí hijo, ahí se nos revuelve el mundo, porque no sabíamos por qué. No entendemos, nosotros somos humildes, nosotros trabajamos, por qué nos puede pasar esto a nosotros, no entendemos’’, indicó el tío padrino de Nicolás, Ricaurte Ayala.

Dos meses después de ocurrido el hecho, las autoridades lograron esclarecer la macabra historia y capturar a los responsables.

Publicidad

‘’No se le puede decir amigo a alguien que después de vivir tanto tiempo desde la infancia lo traicionara así, no se le puede llamar amigo una persona como esa’’, aseguró Julián Arias, amigo de la víctima.

Entre quienes estaban Yesid Daniel (amigo de infancia) que exigía 100 millones de pesos por su rescate y tras no recibirlos terminó asesinándolo.

Junto al mejor amigo de Nicolás también cayó Ricardo Jaimes Garavito, un peligroso exconvicto con un largo prontuario delictivo como concierto para delinquir, secuestro simple y acceso carnal violento.

Una vez legalizadas sus captura un juez los envió a la cárcel, tanto la familia de Nicolás como la comunidad de Lebrija piden a la justicia se les aplique la máxima condena posible.