A 108 se eleva la cifra de asesinatos en Cali, convirtiendo al mes de septiembre como el más violento del año y causando un incremento en la percepción de inseguridad.

Elizabeth Balanta, habitante de esta ciudad asegura que se siente «insegura, por la pandemia se siente que aumentaron los hurtos».

Las denuncias por hurto a personas se ubican en 4.377 y aunque disminuyó este año, se siguen viendo reportes de justicia por mano propia.

«Son incapaces, es muy difícil tener un policía para cada uno», dice otro de los ciudadanos.

Las autoridades, aparte de mantener la alerta amarilla en 17 comunas, anunciaron dotación y un mayor acompañamiento de la Policía.

Publicidad

«Lo que está pasando es que hay un ajuste de cuentas, tenemos unas organizaciones en la ciudad de microtráfico, la presión del sur del país es muy fuerte sobre Cali», aseguró Carlos Rojas, secretario de Seguridad.

Solo en las últimas horas, tres personas de nacionalidad venezolana fueron capturadas por la Policía cuando intentaban robar una ferretería en el sur de Cali.