El hospital del municipio de San Sebastián (Cauca), resultó afectado por la creciente de la quebrada El Saladillo que se salió de su cauce por las fuertes lluvias.

Más de 13 habitantes de esa localidad quedaron sin atención hospitalaria hasta que bajen las aguas del afluente que, también destruyó el Puente Ricaurte, construcción de paso peatonal que data del año 1810.

La quebrada también amenaza con llevarse el puente vehicular que comunica a la población con el resto del departamento.

Simultáneamente en Popayán un centro comercial también se inundó, empleados y visitantes debieron ser evacuados, varias calles de los alrededores quedaron bajo el agua por cuenta de un torrencial aguacero que no dejó víctimas.