La Gobernación de Cundinamarca, en un gesto de solidaridad ante la falta de camas para atención de los bogotanos con coronavirus, pondrá a disposición del Distrito las camas de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital La Samaritana y la Clínica Santa Laura, que hacen parte de la red de salud del departamento.

“La Gobernación ha tomado la decisión de permitir que, en dos centros ubicados en Bogotá, Samaritana y Santa Laura, que inicialmente estaban dispuestos para la atención exclusiva y prioritaria de cundinamarqueses con COVID que requirieran UCI, van a estar al servicio de los bogotanos. De hecho, ya han comenzado en estas dos entidades de salud a recibir a bogotanos que requieren hospitalización en UCI”, indicó el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García.

Cundinamarca actualmente, cuenta a la fecha con 4.472 casos confirmados de coronavirus, de los cuales el 50 % se encuentran activos y se han reportado 102 fallecimientos. Cabe resaltar que dentro del plan de expansión formulado al iniciar la pandemia se proyectó pasar de 169 a cerca de 739 camas en UCI.

“Esta decisión de solidaridad con el Distrito Capital, dado el alto porcentaje de ocupación en UCI que se tiene en Bogotá y ya que el nuestro es tan solo del 56 %, hemos cedido estas camas del hospital de La Samaritana y de la clínica Santa Laura para la atención de los bogotanos. Actualmente, se están atendiendo 15 pacientes provenientes de Bogotá en las clínicas de La Sabana y de Soacha, pertenecientes también a la red de salud departamental”, aseguró el gerente de COVID-19 para Cundinamarca, Diego García.