El director Ejecutivo de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas, Juan Carlos Giraldo, dijo que se requiere con urgencia una ley de quiebras para el sector salud.

Según el directivo, este instrumento es necesario para garantizar el pago de las deudas que dejan las EPS liquidadas por servicios médicos que prestan los hospitales y clínicas a sus usuarios.

Giraldo advirtió que la liquidación de Medimás, ordenada esta semana por la Superintendencia de Salud provocará efectos colaterales, para los hospitales que prestaron servicios a esa entidad y que todavía no han sido pagados.

Para la muestra, Giraldo reveló que Medimás tiene deudas pendientes por más de 700 mil millones de pesos, con 200 hospitales independientes.

El gremio hospitalario, junto con otras 20 organizaciones gremiales de la salud, presentaron una propuesta para reformar el sistema, llamada “Acuerdo Vital”, con 8 iniciativas para mejorar los sistemas de información, combatir la corrupción en la salud y mejorar la atención a los usuarios.