Las lluvias del huracán Mathew se llevaron a un hombre y destruyeron 18 casas en Uribia, La Guajira, y aún continúan en las poblaciones del litoral altántico. Haití y Jamaica son las que reciben ahora sus embates.