Una nueva polémica se ha generado en el país tras la reciente cancelación del concierto de la banda española de heavy metal, Ángeles del Infierno, que sería el próximo 17 de noviembre en Ibagué. Esto, luego de que hace unas semanas en Bogotá no pudiera presentarse la agrupación sueca de black metal, Marduk, tras presiones de grupos religiosos y de un concejal de la ciudad.

Según los organizadores del evento, se vieron en la obligación de cancelarlo aún cumpliendo con todo lo relacionado para la presentación.

La administración del coliseo Champagnat nos informó que no permitiría la presentación del artista y/o evento en su escenario, a pesar de tener el contrato de alquiler debidamente legalizado

aseguraron en un comunicado Carlos Ospina y Diego Arias, coproductores.

Asimismo, explicaron que equivocadamente el concierto de Ángeles del Infierno fue considerado como un evento que “hace apología a falsos valores”.

Cabe recordar que el coliseo, donde se iban a presentar los españoles, es propiedad de un colegio religioso que argumentó que no es conveniente que una banda con ese nombre haga un show musical allí.