El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar brindó acompañamiento psicosocial a 31 familias pertenecientes a la comunidad indígena Embera Katío afectadas por el conflicto.

Dichas familias residen en las veredas Dos Marías y Los Placeres y el corregimiento Volador del municipio de Tierralta, Córdoba.

Bajo las medidas de bioseguridad establecidas por las autoridades de salud, los equipos del ICBF brindaron atención individual y familiar a 138 personas.

De las cuales 73 eran niños, niñas y adolescentes a quienes se les constató el estado de sus derechos y se les realizó valoración nutricional.

También se adelantaron actividades pedagógicas y de sensibilización con las familias orientadas hacia el cuidado y la protección de los menores con un enfoque diferencial.

Así mismo, se hizo énfasis en la prevención de la violencia en los hogares y la violencia sexual, el fomento del buen trato.

Publicidad

También se les brindó orientación sobre cómo prevenir y mitigar el contagio del COVID-19.

El ICBF hizo la entrega de más de mil unidades de bienestarina líquida para contribuir al estado nutricional de los niños y mujeres gestantes y madres en periodo de lactancia.