De los 2.500 hogares visitados por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, 21 están investigados

Karen Abudinen, directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, sostuvo que “si hay incumplimientos, en el tema de alimentación por poner un ejemplo, inmediatamente se abre un proceso por incumplimiento, no solamente para quitarle la licencia la hogar sustituto sino también al operador”.

Además de evidenciar casos de maltrato a menores de edad, encontraron que los encargados del cuidado tenían reportes en el pasado judicial.

“No puedo revelar todo, pero son diferentes delitos; desde el hurto hasta crímenes. En fin, cuando uno tiene un pasado judicial es porque cometió un delito”, indicó Abuninen.

Los niños que estaban a cargo de los 21 hogares en proceso de cierre fueron trasladados.

“En total el Instituto ha reubicado un total de 54 niños, niñas y adolecentes en 21 hogares en todo el territorio colombiano”, concluyó la directora de Bienestar Familiar.

Antioquia y Bogotá fueron las zonas donde el ICBF identificó más inconsistencias.