El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar ordenó el retiro y la reposición de alimentos entregados en las canastas nutricionales a niños y niñas de un Centro de Desarrollo Infantil, en el municipio de Soledad, luego de que se denunciara una presunta alteración en las fechas de vencimiento de frijoles y lentejas.

“La primera instrucción que di fue retirar de todos los hogares a los cuales esta fundación les había entregado granos, esos artículos deben ser sustituidos por otros. Ya eso se dio. Acompañé a varias visitas a familias circundantes”, dijo Benjamín Collante, director regional Atlántico ICBF.

Además, se designó una comisión encabezada por el director de la regional que inició la verificación de las denuncias para adoptar las medidas correctivas necesarias.

La entidad inició las investigaciones de carácter administrativo para determinar la responsabilidad del operador por el presunto incumplimiento de sus obligaciones contractuales.