Un equipo especial del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar tiene bajo su cuidado a la niña indígena de 12 años que fue abusada por seis soldados del Ejército Nacional.

Dicho equipo está constituido por un psicólogo, un trabajador social, un nutricionista y un antropólogo.

La unidad del ICBF está recaudando toda la información relacionada con la niña indígena de la comunidad Embera Chamí, abusada en el corregimiento de Santa Cecilia, municipio de Pueblo Rico en Risaralda.

La institución al servicio de los derechos de los niños, construye todo un proceso para reestablecer los derechos de la niña indígena.

Por ahora, se están evaluando dos opciones, mantener a la menor bajo la protección del ICBF o regresarla a su entorno familiar.

La directora del ICBF, Lina María Arbeláez, se trasladará a la ciudad de Pereira, para ponerse al frente de este caso que genera indignación en el país.