El Icetex armó una caravana para poner sus servicios a disposición de los estudiantes de las zonas más apartadas del país e igualar sus oportunidades de acceso a la educación con los de las ciudades.