El Icetex suspendió por un año el cobro mensual y de intereses corrientes y moratorios en los créditos educativos de los usuarios de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Además, aplicará medidas para normalizar las obligaciones en mora de los usuarios del archipiélago tras el paso del huracán Iota.

El alivio está dirigido a 1.625 familias, entre las que hay 709 usuarios de crédito educativo y 462 deudores solidarios que residen directamente en San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

También cobija a 454 beneficiarios cuyo núcleo familiar resida en el departamento archipiélago o se encuentren vinculados con esta financiación a Instituciones de Educación Superior de dicho territorio.

La vigencia, por un año, de la medida es independiente del estado del crédito. Es decir, si se encuentra al día o en estado de mora.

Publicidad

El auxilio contempla además la suspensión durante el período de las acciones de cobro administrativo, prejurídico y jurídico, el reporte a centrales de riesgo y la expedición de recibos de pago.

Igualmente, por el mismo lapso, se suspenderá el proceso de paso al cobro de las obligaciones que así lo ameritan.

Si el usuario no desea tomar este alivio deberá informarlo mediante comunicación expresa al Icetex.