Las autoridades forenses ecuatorianas han identificado a 21 de los 44 cadáveres de la última matanza ocurrida en un motín en una prisión del centro de Ecuador, informó este martes la Secretaría de Derechos Humanos.

“Hasta la noche de ayer (lunes) se realizó la identificación de 21 cadáveres y se inició la entrega a sus familiares”, reza un mensaje emitido por el organismo en Twitter.

La Secretaría precisó que personal de un equipo técnico “se encuentra brindando contención emocional a familiares de las personas privadas de la libertad que han llegado desde tempranas horas de esta mañana” del martes.

Le puede interesar: Hallan muerta a Solangie Bravo, niña de 6 años que se extravió en una playa mientras celebraba su cumpleaños

Y añade que “se han realizado 76 levantamientos de información y 38 apoyos emocionales” a familiares de las víctimas, como parte de las actividades que se ejecutan en el Centro Forense de Santo Domingo, donde ocurrieron los hechos.

La prisión de Santo Domingo de los Tsáchilas trataba de recuperar la normalidad después de que en la madrugada del lunes 41 presos fueran hallados muertos en ese centro y otros 3 perdieran la vida tras ser trasladados a centros de salud, de acuerdo con las autoridades penitenciarias.

Los fallecidos fueron el macabro resultado de un nuevo enfrentamiento registrado en una prisión ecuatoriana entre grupos organizados rivales vinculados al narcotráfico, y elevan la cifra a más de 400 los presos muertos en este tipo de reyertas desde 2020.

Le puede interesar: En menos de una semana, extorsionistas disparan dos veces contra una tienda por no “recibir dineros a tiempo”

Si en 2020 fueron 46 los fallecidos en estas circunstancias, la violencia dentro de las cárceles ecuatorianas se desbordó en 2021, cuando se contabilizaron 316 reos muertos en distintas escaramuzas, y este 2022 va rumbo a repetir una cifra similar al acumular hasta el momento 64 muertes.