Preocupación entre las autoridades y comunidad del corregimiento de Isabel López de Sabanalarga, en el centro del Atlántico, por el aislamiento de tres familias, integrantes de una comunidad religiosa que esperan, dicen, la llegada de Jesucristo.

En esta casa del corregimiento de Isabel López permanecen desde noviembre unas 20 personas, 12 adultos y 8 menores.

Ellos lo llaman un ayuno extendido de unas familias”, dijo el alcalde de Sabanarla, Jorge Manotas.

Dicho ayuno es esperando la llegada de Jesucristo y la resurrección de los muertos.

Hacen muchos días están aislados del resto de la comunidad”, dijo Manotas.

Las autoridades han visitado la casa. Hasta ahora lo ven como un aislamiento normal, pero les preocupa las creencias de quienes habitan el inmueble.

Según ellos van a resucitar algunos muertos”, señaló el alcalde de Sabanalarga.

Estarían realizando un ayuno en aras de esperar alguna revelación espiritual”, contó el comandante de la Policía de Atlántico, el coronel Hugo Molano.

Entre los habitantes del pueblo hay temor y piden a las autoridades que intervengan.

Eso no es iglesia, eso es cosa de satánicos. Dizque se van a morir”, dijo Marlene Martelo, habitante de Isabel López.

A horas del 28 de enero, en el pueblo solo esperan el desenlace de esta historia.